Colosio es un nombre con el que muchos han crecido.

Y al que otros continúan extrañando.

Fue candidato priista a la presidencia de México en 1994.

Pero ese mismo año, el 23 de marzo en Lomas Taurinas, Tijuana

Fue asesinado.

Colosio recibió dos balas, una en la cabeza y otra en el abdomen.

El video del momento en que disparan contra él quedó en la memoria colectiva.

Fue la misma gente quien detuvo al agresor, Mario Aburto.

Mario permanece en un penal de Tabasco, pero aún continua la duda:

¿Por qué lo hizo?